Repara y sella la fibra capilar dañada aportándole toda la suavidad y humectación del aceite de morocco.

Óleo de argán y marocco

Se puede utilizar sobre el cabello seco o mojado, se colocan 2 o 3 gotitas en la palma de la mano se aplica en las puntas, ayuda a sellar las puntas abiertas o florecidas.