El óleo de coco es un humectante natural ideal para cabellos extremadamente secos y sin brillo. Este tratamiento aporta la humectación perdida por diferentes factores que dañan la fibra capilar. Como pre-shampoo, es un shock de humectación y reparación para el pelo. Como tratamiento sin enjuage, minimiza el frizz y le otorga luminosidad y reparación inmediata.

Aceite de coco

1) Tratamiento de reparación diaria: se utiliza sobre el cabello seco o mojado, se colocan 3 o 4 gotas en la palma de la mano se emulsiona bien y se distribuye de medios a puntas. Si se realizan aplicaciones térmicas colocar después de haber utilizado la planchita o el secador para ayudar a eliminar el frizz y nutrir el cabello.

2) Tratamiento Pre-shampoo: para utilizar antes del shampoo como un tratamiento intensivo de reparación colocar una cantidad considerable en la palma de la mano que empape bien el cabello, dejar actuar 5 o 10 minutos y enjuagar con abundante agua tibia, luego utilizar el Shampoo Inecto adecuado para su tipo de cabello.